3 SENCILLOS PASOS PARA HACER TU PROPIA MASCARILLA NATURAL PARA EL CABELLO

¿Empiezas a notar que tu cabello empieza a perder su forma natural, su brillo y vitalidad? Si eres de las que utiliza casi a diario plancha, tinte o productos de fijación, entonces este post te interesa.

Hay rutinas de nuestro día a día que van estropeando poco a poco nuestro cabello. Notamos que éste va perdiendo fuerza, intensidad e incluso empieza a caerse. Pero eso seguro que ya lo sabías… Lo que es posible que no sepas es que hacer que nuestro cabello ‘’vuelva a la vida’’ no tiene porqué salirnos caro: ir a la peluquería no es siempre la solución y tampoco tienes porque comprar una mascarilla de precio elevado. Existen multitud de recetas para hacer mascarillas orgánicas en casa, con productos que todos tenemos y consumimos a diario. Y lo mejor, ¡con ingredientes 100% naturales!

Aquí tienes nuestra receta favorita, sencilla y muy rápida con la que conseguirás que tu pelo recupere esa suavidad y brillo que ha perdido con el uso de productos químicos

 

 ¿Qué necesitamos?

  • Aguacate:

Tanto la pulpa como la semilla de esta fruta contienen nutrientes que cuidan el cuero cabelludo y le aportan nutrientes para estimular el crecimiento del cabello y fortalecer las fibras capilares y así evitar la caída del mismo. Si lo aplicas en el resto del pelo, te ayudará a controlar el encrespamiento y las puntas abiertas.

  • Aceite de oliva virgen:

Nos asustamos cuando oímos aceite porque lo asociamos con la grasa, y ¿quién quiere un pelo graso? Pero no, lo que conseguirás aplicando aceite a tu cabello es hidratarlo en profundidad, desintoxicándolo y eliminando residuos químicos como los parabenos y sulfatos provenientes de productos capilares más comerciales. El aceite contiene vitamina C, que estimula la formación de colágeno y la vitamina A, que potencia la regeneración celular.

  • Una cucharada de miel:

 La miel tiene nutrientes y propiedades astringentes y antioxidantes que aportan al pelo brillo y vitalidad, lo protegen de la sequedad ¡y evitan la aparición de canas! Además, estimula la producción de queratina natural del cabello.

3 sencillos pasos para elaborar tu propia mascarilla

  1. Primero, tenemos que machacar la pulpa del aguacate, como si fueras a hacer guacamole.
  2. Poco a poco iremos incorporando el aceite de oliva poco a poco e ir removiendo la mezcla. No hay una cantidad exacta de aceite en esta fórmula, pero si estás atent@ comprobarás que el punto perfecto tendrá una mezcla homogénea, cremosa y brillante. Por otro lado, si tienes pelo graso ¡no abuses del aceite!
  3. Para finalizar nuestra mascarilla, debemos añadirle una cucharada de miel y remover nuevamente.

Una vez tengamos nuestra fórmula cremosa, estará lista para aplicarla en el cabello. Utiliza tus dedos para distribuirla uniformemente e intenta aportar calor a tu cabello, por ejemplo, cubriéndolo con una toalla. El tiempo recomendable es de una hora, pero si puedes mantenerla más tiempo, ¡adelante! Piensa que es una fórmula 100% natural, nada corrosiva, sin parabenos ni sustancias químicas, por lo que, cuanto más tiempo esté en contacto con tu cabello, más propiedades y nutrientes le aportará.

Además, si estás interesad@ en los productos naturales, te recomendamos que navegues por nuestra página y pruebes Alma de Bosque, nuestro tratamiento corporal de alta cosmética biológica 100% natural, elaborado a base de plantas, capaz de conectar la naturaleza con tu piel y reavivar todo nuestro organismo y estimular nuestras propias propiedades naturales. ¿A qué esperas para probarlo y seguir cuidando tu cuerpo de la forma más natural?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *